martes, 27 de mayo de 2008

La capilla de Nenthé (1702-1943)

"De mano y cincel de Felipe Ramírez" decía haber sido hecha la antigua capilla de Nenthé en una placa que por fortuna se conserva aún, empotrada en el primer contrafuerte del nuevo santuario, edificado en su lugar entre 1943 y 1948. Más allá de esta placa y quizá la cruz atrial no queda ni una piedra de aquel edificio, tan sólo algunas contadas fotografías como las que aquí se muestran.

Nenthé significa en lengua otomí "junto al agua" o "junto al río" y, en efecto, la capilla se encontraba en la ribera de un arroyo, en la parte más baja del poblado. Cuenta la tradición que, en efecto, varias familias de apellido Ramírez que moraban en la vecindad de este templo y tenían por oficio el de canteros fueron quienes lo levantaron a principios del siglo XVIII. Otras leyendas hablan de la aparición del Santo Cristo que se venera en el santuario junto a un manantial, oculto por la hojarasca de los encinos, y es conocida su intercesión en caso de sequías. Otra leyenda vincula al cristo con la salvación de un soldado insurgente que buscó refugio en la capilla tras la desbandada que provocó Calleja en las tropas de Miguel Hidalgo el 7 de noviembre de 1810.

La capilla primitiva tenía una planta muy sencilla, rectangular, con la fachada orientada hacia el sureste. En el interior, un arco dividía la nave del presbiterio, que se elevaba por lo menos cinco gradas más alto. La cubierta era de techo plano de viguería y terrado, que se elevaba un poco sobre el presbiterio. La fachada mostraba una retícula parecida a la de la parroquia de San Jerónimo Aculco, pero sin la profusión de labrados que caracterizan a ésta. Los paramentos lisos de las entrecalles, sin embargo, podrían haber ocultado hornacinas u algún tipo de labores de cantera como sucedía con la parroquia hasta que fueron descubiertos en los años 50.

Nadie sabe a ciencia cierta por qué se arruinó la capilla. Algunos afirman que tuvo que ver la persecución religiosa de 1926-1929 o el caciquismo de los años 30. Quizá simplemente fue la desidia, como muestran los escurrimientos de agua y humedades en el presbiterio de la foto que aparece aquí. Lo cierto es que en 1943 se decidió su demolición y la construcción de un nuevo edificio a costa de don Mateo y don Ignacio Espinosa. El resultado fue una capilla que mezcla las tendencias arquitectónicas modernas de la época, como los arcos parabólicos de su nave, con un tratamiento tradicional de la planta en forma de cruz latina y detalles decorativos pseudogóticos. Nada que valiera más - por auténtica y original - que la antigua capilla.


La vieja capilla de Nenthé cuando comenzaba a ser demolida, en 1943. Nótese la semejanza, aunque en un estilo más austero, con la fachada de la parroquia de Aculco. Los campanarios parecen haber sido posteriores al resto de la edificación.


Interior de la capilla de Nenthé. Al parecer, data de los primeros momentos de su abandono pues la cubierta del ábside para ya haber caído, pero todavía se observan en la nave el púlpito y otros muebles.


La nueva capilla de Nenthé, recién consagrada. Todavía se observan en la torre los andamios utilizados para subir las campanas. Nótese la entrada con arco parabólico en la base de la torre.


La capilla de Nenthé, a principios de los años sesenta. Se advierte que en el terreno aledaño aún se sembraba maíz, pues la capilla se levantaba justo a la orilla del pueblo.


Este es el aspecto que guarda actualmente el Santuario Privilegiado del Señor de Nenthé. No guarda relación alguna con lo que existió. Nótese que, por razones inexplicables, la torre comenzó a ser chapeada con mampostería de cantera rosa, pero la obra quedó inconclusa. Fue suficiente para cubrir la entrada que tenía la torre hacia el atrio.


Vista de la nave de la nueva capilla.


Así lucía la parte posterior de la nueva capilla de Nenthé pocos años después de su construcción, cuando estaba todavía a orillas de Aculco, cuya parroquia puede verse al fondo.


Esta es la lápida recuperada de la vieja capilla que hoy se halla en uno de los contrafuertes del nuevo santuario. En el tablero derecho, sobre unas flores, se lee "hecho de mano y cincel de Felipe Ramírez". A la izquierda, una oración ya casi ilegible que comienza con las palabras "la sangre del Redentor" y que concluye con lo que quizá fue una fecha, ya que se distingue la palabra "(J)ulio". Sobre esta lápida, se perciben los restos de un relieve en el que destacan una columna, un cortinaje y un árbol.

2 comentarios:

  1. MI QUERIDO JLB:

    ES BUENA TU INFORMACIÓN, SIN EMBARGO TE HAGO ALGUNAS OBSERVACIONES SANAMENTE PARA QUE LAS TOMES EN CUENTA, YA QUE ES TU PASION LA INVESTIGACIÓN DE LA HISTORIA DE ESTE PUEBLO.

    MENCIONAS LA CONSTRUCCIÓN DE ESTA NAVE CON ARCOS PARABOLICOS, ES CIERTO POR FUERA PARECIERA UNA NAVE CON ARCOS PARABOLICOS PERO EN EL INTERIOR SE CORROBORA QUE ES UNA "ESTRUCTURA OJIVAL", MENSAJE IMPLICITO JUNTO CON EL PISO DE TABLERO EN DOMINO (BLANCO Y NEGRO), Y A LA VEZ CON LAS POCAS FIGURAS LABRADAS EN CANTERA.

    ESTO NOS CONFIRMA UN ESTILO GOTICO Y NO UN ESTILO PSEUDOGÓTICO, ACLARO ESTO AL INTERIOR Y EN EL EXTERIOR SE TRATABA DE CONSERVAR EL ESTILO COLONIAL DEL PUEBLO.

    EL DISEÑO DE LA REMODELACIÓN NO FUE AL LIBRE ALBEDRÍO DE UN ARQUITECTO, FUE CON LOS DETALLES QUE QUERÍAN LOS QUE INICIARON LA REMODELACION.

    LA AUTENTICIDAD DE LOS DATOS QUE TE COMENTO PUEDES CORROBORARLOS CON LO SIGUIENTE. LA FECHA EN QUE FUE INAUGURADO EL SANTUARIO, O CON LA FECHA DE UNA SEGUNDA PLACA QUE TE FALTO MENCIONAR QUE ESTA EN EL INTERIOR DEL SANTUARIO Y QUE EN UN FRAGMENTO DICE ASI:

    "LOS HIJOS DE ACULCO Y LOS HABITANTES DE ESTE PUEBLO...."


    Y NO OMITO COMENTAR LA DESAPARICIÓN DE UN AGRADECIMIENTO AL Sr. DE NENTHE DEL MEJOR JOCKEY DE ESA ZONA QUE CASI MUERE POR SER NECIO Y MONTAR UN CABALLO INDOMABLE PURA SANGRE INGLES FAMOSÍSIMO "ROUND DE COPAS".

    CREO QUE FALTA MAS TIEMPO PARA QUE ACULQUITO DEJE OTRO JOCKEY DE ESA TALLA INTERNACIONAL.
    -CAMPEON NACIONAL NOVATO
    -CAMPEON NACIONAL MEXICANO.
    -CAMPEON NACIONAL NOVATO EEUU.


    GRACIAS NUEVAMENTE POR TENER EL DETALLE DE UN SITIO ASI PARA LO AMANTES DE ESTE PUEBLO -MAGICO-

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus comentarios y por la información que aportas.

    Me sostengo en lo dicho: los arcos de la nave son parabólicos y sólo los de las ventanas se pueden calificar como ojivales. En lo del estilo pseudogótico también sigo creyendo que es así: aunque se tratara de una obra que cumpliera perfectamente con las características del estilo ojival (lo que no ocurre ni de lejos), sería pseudogótica -es decir, falsamente gótica- simplemente por haber sido realizada muy posteriormente al período histórico al que corresponde dicho estilo.
    Respecto al exterior que "trató de conservar el estilo colonial del pueblo", pues si lo trató no lo logró. Basta ver la fachada de la antigua capilla o la de la parroquia de Aculco para percatarse que el nuevo santuario de Nenthé no tiene absolutamente nada que ver con el "estilo colonial" de Aculco, salvo, quizás, sus materiales.

    ResponderEliminar