jueves, 4 de junio de 2009

Casa de don Evodio Ángeles

Fachada de la casa, como se encontraba antes del año 2007.

Otra vista de la fachada e inmuebles colindantes.

La fachada de la casa en la actualidad, semioculta por un portal de reciente hechura. Compárase con la fotografía anterior y nótese cómo tuvieron que ser desplazados hacia arriba sus balcones para construir ese innecesario agregado.

El número 13 de la Plaza de la Constitución, con fachada principal que mira hacia el Sur, se encuentra una casa sin mayor mérito arquitectónico que el ser en su forma y materiales una típica casa aculquense. Es una casa pequeña, modesta, cuya importancia reside en ser parte original, auténtica, del tejido urbano del pueblo. Vista en su fachada principal, esta casa aparenta un buen estado de conservación; sin embargo, su deterioro interior es alarmante.

Este inmueble formaba parte antiguamente de la casa vecina hacia el poniente, hasta que sus dueñas originales a fines del siglo XIX -unas señoritas Martínez- lo vendieron todavía íntegro a don Cirino María Arciniega Basurto y éste, casi enseguida, efectuó la subdivisión. La parte menor correspondió precisamente a la casa que intentamos reseñar, y quedó al principio en manos del suegro de don Cirino, don Cayetano Basurto. De sus hijas pasó a manos de don Evodio Ángeles Morales, en cuya descendencia se conserva hasta el día de hoy.

En su fachada, esta casa conserva el acceso principal que correspondía a la propiedad íntegra, con marco de cantera rosa muy sencillo. A su lado se abre la puerta de una pequeña accesoria y entre ambos vanos existió un pequeño poyo. La segunda planta es, casi con seguridad, un aditamento posterior a la subdivisión de la que hemos hablado. En ella se abría un par de balcones a los que en la remodelación del pueblo en 1974 se les agregaron sendos repisones de cantera. También en esos años se encaló la fachada, que hasta entonces mostraba un diseño de sillares cuadrados (o mosaicos) simulados con pintura, en colores rosáceos.

Tras el portal de la casa de los Lara Mondragón, asoma la casa de don Evodio Ángeles a fines de la década de 1960. Obsérvese la decoración que tuvo hasta 1974.

Hacia los años de 1940, don Evodio Ángeles anexó a esta casa una propiedad con la que colindaba en su parte posterior, hacia el norte, con fachada hacia la calle de Corregidora. Años después instaló en este inmueble un hotel y para ello realizó en su interior obras muy variadas: construcción de habitaciones (incluso una que ocupó casi todo el patio principal), construcción de corredores apoyados en columnas de mampostería, etcétera.

Fachada posterior de la casa de don Evodio Ángeles (hacia la calle Corregidora), que corresponde a una casa que fue anexada a la principal.

La misma fachada, hace pocos meses, en la que se observa el grave proceso de deterioro que sufre esta casa.

En los años que siguieron -décadas de 1960, 1970, 1980 (años en los que estuvo a punto de ser consumida en un incendio) e incluso 1990- la casa estuvo prácticamente en el abandono, por lo que se fue deterionado notoriamente. Se perdieron los pisos de tablones de madera de la planta alta, las puertas del mismo material de los balcones de su fachada, y las terrazas porticadas que forman hermoso escalonamiento hacia el norte perdieron algunas de sus vigas y tejados. Sólo en los últimos años la casa volvió a ser ocupada y se instaló en ella una oficina de Telecomm, lo que en realidad no ha significado la reversión de aquel deterioro.

Corredor de la planta alta en el patio principal, con restos de decoración pictórica semejante a la que tuvo la fachada. Nótese el deterioro e incluso las huellas de un incendio.

Vita del patio principal. Lo visible corresponde a la segunda planta de la casa, pues, como se observa, casi todo el patio está ocupado por una habitación construida hacia 1950, que deja sólo dos estrechos pasos a sus costados.

Esta yuxtaposición de fotografías muestra el aspecto del aún más deteriorado segundo patio (que corresponde a la casa anexa con fachada hacia Corregidora) Nótese la gran escalinata que salva los desniveles del terreno.

Vista frontal de la escalinata, desde el cubo del zaguán que da hacia la calle Corregidora.

Poco más habría que agregar a este post, excepto porque a fines del año de 2007, como parte del programa "Pueblos con encanto del Bicentenario" que más mal que bien ha hecho en Aculco, se decidió (con el prejuicio de que una plaza mexicana debe estar totalmente porticada) que a este costado de la Plaza de la Constitución le "faltaba" su portal y se lo construyó. Para ello, la fachada de la casa de don Evodio Ángeles fue alterada, pues sus balcones se encontraban a un nivel incompatible con el nuevo portal y se les tuvo que reconstruir a mayor altura.

Vista parcial de una de las terrazas porticadas que dan hacia el Norte, desde la popiedad vecina. Nótese, en la parte inferior de la fotografía, el afloramiento de piedra viva sobre el que se apoyan los muros.

Una vista del inmueble desde la Plaza del Ojo de Agua. Con rojo hemos destacado la obra que pertenece a esta casa, con lo que es evidente su importancia en el hermoso escalonamiento de construcciones visible desde este punto de Aculco.

Fotografía reciente en la que se advierte el deterioro de la galería visible en la fotografía anterior.

ACTUALIZACIÓN: 23 de mayo de 2011

Inopinadamente, un video del proyecto Ruta 711, que promueve lugares turísticos de todo el Estado de México, nos proporciona, además de bellas imágenes de Aculco, una serie de vistas de la casa de la que hemos hablado en este post, en las que queda de manifiesto su marchita belleza y su imparable ruina.









Para ver el video completo, oprima aquí.

4 comentarios:

  1. Javier.

    Desgraciadamente al igual esta casa se encuentran inmuebles interesantes en Aculco que corren con la mala suerte del descuido,unas por falta de recursos y otra y mas triste por simple Abandono..

    ojala y el gobiernos realizara un proyecto alterno para que estos inmuebles se rehabilitaran claro,sin Perder su estilo, realizar un estudio de factibilida donde se convirtieran en posada, etc.. algo que les permitiera revivir.
    saludos.

    ResponderEliminar
  2. Jlb.
    Me causa extrañesa al leer el articulo de Casa Don Evodio, porque habia Hoteles en Aculco, pues segun tengo entendido tambien en la casa de los Mondragon "los Panchos" tambien Habia un Hotel, algo que no se si funcionaron en las mismas fechas, por otro lado en la calle Pipila Tambien Habia Otro (Fam. Serrano), habia demanda?
    que nos puedes comentar al respecto. agradecere tu respuesta.

    ResponderEliminar
  3. Esos hoteles funcionaron, según sé, en épocas distintas. De los mencionados, el de la casa de don Evodio funcionó en la década de 1950, el de la Casa de los Arcos (los Mondragón) en la década de 1960 y el de la familia Serrano, creo, entre 1970-1980.

    ResponderEliminar
  4. En gustos se rompen géneros.. bajo mi punto de vista se ve mas bonita la fachada con el portal..le da continuidad al de la casa del lado y no rompe con el estilo.

    ResponderEliminar