miércoles, 3 de septiembre de 2008

Comparaciones


La composición fotográfica es más que elocuente y no requiere mayor comentario. El arco de la izquierda pertenece al más bello portal del municipio de Aculco, que es parte de la fachada de la hacienda de Ñadó. El de la derecha, es el primer arco del nuevo portal en el lado norte de la Plaza de la Constitución de Aculco. Portal con el que ocultó dos bellas fachadas auténticas: la de la casa de Hidalgo y la de un inmueble contiguo del siglo XIX.

El de la izquierda, el antiguo, muestra su intención clasicista en la correcta proporción de sus columnas y el airoso entablamento con triglifos y metopas, así como su sabiduría constructiva en las basas de piedra de recinto que impiden que la humedad del piso ascienda a la cantería. Para ésta, se escogió cantera de un color café-rosado muy agradable.

El de la derecha, en piedra rosa, se advierte inmediatamente como un pegoste al observar que no queda a eje con el zaguán de la casa. El pésimo trazo de sus arcos - entre escarzanos y elípticos - contrasta con el del viejo portal de Ñadó, y se debió al inútil esfuerzo de ajustar sus proporciones con la altura de la segunda planta de la casa, sin lograrlo pues mutiló sus balcones. Las dovelas de los arcos no son auténticas, sino simples elementos de chapa mal realizados que intentan engañarnos, sin conseguirlo. Su cornisa, si es que puede llamársele así, demuestra la pobreza de su composición.



En la foto superior, detalle de uno de los capiteles de los pilares del portal de la hacienda de Ñadó. Obsérvese la calidad del labrado de la piedra y la esmerada molduración.



Compárese esta fotografía de un capitel del nuevo portal con la anterior. El labrado de la piedra resulta tosco y pobre: es una burda imitación. Pero esto es poca cosa al mirar el despiece de las dovelas del arco. En el caso del portal nuevo, se trata de láminas planas de cantera las que forman el intradós, mal cortadas y peor pegadas. Obsérvese en cambio, el cuidadoso ajuste de las dovelas labradas a mano del portal antiguo.

3 comentarios:

  1. Gracias por el comparativo, así queda más claro, ya por uno que es un iletrado, ya por como dice el dicho: una imagen dice más que mil palabras.

    Y estas imágenes dan cuenta fiel del desastre.
    Gastón Villafuerte

    ResponderEliminar
  2. Agradezcvo el comparativo entre la imagen original y la del pretendido "mejoramiento" del actual. Sin duda, se refleja la ignorancia y falta de sensibilidad de las autoridades hacia el patrimonio cultural del municipio. Es loable la labor que realiza al manifestar estas arbitrariedades, difundirlas y defenderlas. Un gran saludo

    ResponderEliminar