martes, 8 de febrero de 2011

El Hospital Concepción Martínez

El Hospital Concepción Martínez a principios de la década de 1960.

Desde 1954, por decreto de la legislatura estatal, el antiguo pueblo de San Jerónimo Aculco lleva el nombre de Aculco de Espinosa (así, con "s"), en honor a don Ignacio Espinosa Martínez, oriundo de este lugar, quien a su muerte donó parte de su gran fortuna para diversas obras de beneficencia. Don Ignacio, hay que recordarlo, formaba parte del grupo de inversionistas que encabezados por Roberto García Loera adquirieron en 1917 el Ingenio de San Cristóbal, en Veracruz, y gracias a ello vio crecer su ya importante patrimonio. Ello le convirtió también en el personaje más destacado de Aculco en las décadas de 1940 y 1950, si bien mucho de su actuar en el pueblo lo hacía indirectamente, a través de su hermano Mateo que a diferencia de él sí residía en el pueblo.

Patio del Hospital Concepción Martínez en 1959.

El principal legado de don Ignacio a su pueblo natal fue el hospital bautizado con el nombre de su madre, Concepción Marínez, dotado con más de tres millones de pesos de aquella época el 7 de julio de 1953, que inició operaciones en 1956 en un edificio de nueva planta situado en la calle de Matamoros no. 4. Aunque de pequeño tamaño, su equipamiento era de primer nivel, por lo que rivalizaba con los establecimientos hospitalarios incluso de la capital del estado. Sin embargo, largos años de administración deficiente lo llevaron a cerrar sus puertas en la década de 1980.

Exterior del hospital en la actualidad. Frente a su fachada, la antigua casa del padre José Canal.

Por fortuna, un grupo de aculquenses encabezado por los señores Carlos de la Vega Parks y Jorge Lara Morales iniciaron entonces un gran esfuerzo por mantener sus puertas abiertas que se sostiene hasta la fecha. Con recursos más modestos que en su origen -ya que su patrimonio había sido dilapidado, sus activos físicos saqueados e incluso parte de su solar vendido para cubrir deudas- contaron en su tarea con el invaluable auxilio de la congregación de religiosas Hijas de María Madre de la Iglesia.

Pasillo del hospital en la actualidad. Nótese que los corredores han quedado cerrados hacia el patio.

Así, en la actualidad, junto con la atención hospitalaria que se da al público con un costo de recuperación que resulta realmente simbólico, la Fundación de Asistencia Privada Concepción Martínez, I.A.P. promueve cotidianamente la presencia brigadas de salud que han permitido la realización de cirugías a personas de bajos recursos. Esto, además del funcionamiento de una Casa Hogar a cargo de las religiosas.

El frondoso y bien cuidado jardín invita a pasear.

Hace pocos meses tuve la oportunidad de recorrer el establecimiento y la impresión fue inmejorable: aunque en mucho parece todavía anclado en la década de 1950 en que se construyó, el inmueble luce inmaculadamenet limpio, cuidado con mimo y esmero. En su última renovación se dio una reubicación general de las áreas tanto operativas como administrativas, lo que sin duda constribuye a su eficiencia. Los corredores fueron cerrados y acristalados, algo que resultaba indispensable por el clima de Aculco y los requerimientos de higiene de una institución de su naturaleza. El jardín es una delicia y la capilla, que guarda un fragmento del antiguo altar mayor de la parroquia, luce con mucha dignidad.

Capilla con el fragmento del antiguo altar mayor neoclásico de la parroquia.

Si bien el Hospital Concepción Martínez no es un edificio histórico en sentido estricto, guarda como ningún otro la memoria de uno de los más generosos hijos de este pueblo. Su arquitectura, aunque con inequívocos rasgos de modernidad, es un buen ejemplo de la adecuada incorporación, sutil, amable y sin estridencias, respetuosa del entorno, las tradiciones constructivas y los materiales locales, de un edificio contemporáneo en el tejido urbano histórico del pueblo.

Por cierto, el hospital aparece en el anuncio de la Secretaría de Salud federal sobre la vacunación contra la influenza, que puedes ver aquí



Dos vistas más de los jardines

ACTUALIZACIÓN, 1 DE MARZO DE 2012

Dos interesantes fotografías del Hospital Concepción Martínez.

Vista general del hospital, desde su parte posterior. Foto tomada de Estampas de Aculco.

Una capilla interior construida no hace muchos años en los anexos del hospital habitados por las religiosas. Foto tomada del sitio Colecta Aculco 2009.

Otra vista de la capilla interior. Fotografía tomada del blog A Maryland Chicana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario