miércoles, 2 de julio de 2008

La vieja alberca

Junto al Ojo de Agua de Aculco, sobre la calle de Corregidora (llamada antiguamente "Calle de las Fuentes") existió desde tiempos muy remotos un gran depósito de agua excavado en la roca viva. Por lo menos desde el año de 1820, en el que los ayuntamientos destinaban a una persona a su cuidado, recibía ya el nombre de "La Alberca".

Esta gran cisterna era muy rústica, tallada como estaba en la suave piedra blanca que forma el subsuelo de Aculco. El agua era cristalina, pero crecían plantas acuáticas e incluso la habitaban tortugas y ranas. Existía en medio de ella una cruz que señalaba las áreas que correspondían a hombres y mujeres, en cuya base las tortugas solían asolearse.


Esta vieja imagen corresponde a una etapa en la que la cruz ya había desaparecido, pero en todo lo demás la alberca se conservaba en su estado original.


Sin embargo, en 1954 don Alfonso Díaz de la Vega ofreció convertirla en una alberca moderna, de dimensiones olímpicas y la obra se llevó a cabo. Fue inaugurada con el nombre de "Balneario María Elena", del cual posiblemente pocos se acuerdan pues todo mundo le siguió llamando simplemente La Alberca. En esta foto, se puede ver desde un ángulo semejante al anterior la transformación que incluyó la ampliación hacia el oriente y la construcción de una plataforma para clavados.


La nueva alberca, bastante agradable arquitectónicamente, resultó un lujo que Aculco difícilmente podía sostener. Contaba, por ejemplo, con una caldera para calentar el agua, cosa muy necesaria por el frío clima de Aculco, pero que pocas veces llegó a usarse por el gasto que suponía para el Ayuntamiento.


Hoy en día, la alberca se conserva en buen estado y es uno de los atractivos turísticos de Aculco más promocionados, pese a que el clima sólo permite bañarse en ella con cierto agrado algunas semanas en la primavera. Prácticamente todo el resto del año permanece cerrada.

Queda la pregunta abierta para el lector: ¿valió la pena cambiar una rústica alberca centenaria y auténtica por una bella alberca moderna que casi no se usa?

2 comentarios:

  1. creo que en mi opinion la alberca debio de quedarse como estaba, y solo realizar un ligero cambio en el modo y uso de ella.
    el mismo dinero que se pudo haber gastado en su remodelacion, se pudo invertir en el alojamiento de algo mas util, sin embargo ahora exite, y solo queda mantenerla en su estado.

    ResponderEliminar
  2. MI QUERIDO VICTOR66:

    ESTA CONSTRUCCIÓN NO SE HIZO CON ERARIO DEL ESTADO.

    FUE INYECCIÓN ECONÓMICA DE UN PARTICULAR.. ALFONSO DIAZ DE LA VEGA???

    ResponderEliminar