jueves, 26 de junio de 2008

Un pozo restaurado

Resulta alentador ver que, de vez en cuando, se realiza la restauración adecuada de algún elemento arquitectónico de Aculco. Presentamos aquí un buen ejemplo: el rescate de un hermoso y viejo pozo que se encuentra en una de las casas de la Plaza de la Constitución.

Como se aprecia en la primera foto, el pozo no había recibido ninguna clase de mantenimiento en varias décadas. Las junturas de las piedras estaban desgastadas, su cubierta se había convertido en un conjunto de pedazos informes y habína caído varias piezas de su cornisa de ladrillo, lo que le daba en conjunto un aspecto desvencijado.



El pozo, hace unos años.

Después de una sencilla restauración en la que se utilizaron materiales tradicionales y se respetaron las huellas no destructivas del paso del tiempo, este es su aspecto actual:



Así lucía otra cara del pozo hace pocos años. Obsérvese el caño original de piedra y otro de barro superpuesto a él, que vertían el agua a la pileta monolítica.

La misma cara, restaurada. Los lavaderos han sido consolidados, manteniendo incluso los vestigios de aplanado pintado de rosa. Al caño de piedra se le ha retirado el "tapón" de argamasa que lo cerraba.

El pozo ha sido, de esta manera, puesto en valor siguiendo su traza original, respetando su historia e impidiendo que continuara el deterioro. La inversión fue mínima y el resultado sorprendente.


ACTUALIZACIÓN, 18 de enero de 2012:

Sólo para complementar esta entrada, una fotografía del tiro de este pozo. Nótense los escalones horadados en el muro y la roca, que permitían descender para limpiarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada