jueves, 18 de septiembre de 2008

El viejo portal de la Casa de Hidalgo: nueva intervención.

Hace unos meses hablamos de la irracional construcción de un portal nuevo y mal realizado al frente de uno de los monumentos históricos más importantes de Aculco: la Casa de Hidalgo. Pues sucede ahora que el Ayuntamiento está modificando el portal esquinero de esta casa para integrarlo al resto de su obra, borrando así toda huella de que esa parte sí contaba originalmente con un portal.


Así se veía originalmente el portal de la Casa de Hidalgo, hacia 1909.


En 1960, cincuenta años después de la fotografía anterior, el portal lucía prácticamente sin cambios, salvo por las protecciones colocadas frente a las columnas. Poco después, sin embargo, las columnas serían sustituidas por pilares para soportar una planta alta.


Hasta hace pocos días, así se era esta esquina. No se trataba ya el portal original y habían desaparecido sus columnas toscanas, pero por lo menos permanecía la huella histórica de su existencia, independientemente del que se agregó recientemente, que se observa a su izquierda.


Así se encuentra ahora el portal, con sus peladas columnas y arcos agregados de concreto, esperando a ser chapeados con cantera rosa para intentar simular lo que no son: auténticos. ¿No habría sido más inteligente intentar recuperar algo de su aspecto original?

¿Y el Centro INAH del Estado de México, que debería revisar cuidadosamente este tipo de intervenciones en nuestros monumentos históricos? Bien, gracias.


ACTUALIZACIÓN: 10 de agosto de 2009

Aquí unas fotografías de esta estupidez ya consumada.

Obsérvese cómo las proporciones de los arcos y la altura de los pilares se distorsiona hasta lo ridículo al adaptarlos a este espacio preexistente.

Nótese en este detalle la pésima calidad constructiva de este nuevo portal, con sus dovelas simuladas deficientemente cortadas y pegadas.

8 comentarios:

  1. "Tienen gran parte de responsabilidad en este profundo deterioro las autoridades [...] por su incompetencia, por desentenderse del problema y por su artera complacencia al tolerar las corruptelas...".
    Pareciera mentira, pero no. Son palabras del que fuera crítico de toros del diario español El País, Joaquín Vidal, a propósito de las corridas de toros en su país, pero que- me parece- encuentran perfecta correspondencia no sólo con este apunte, sino con todo lo tratado en esta bitácora.

    ResponderEliminar
  2. Parece ser que la tendencia de muchos gobernantes sea la del armar sets de películas coloniales para la admiración simplona del turismo. Así, cuando se hable de una "ciudad colonial", todas ellas ´tendrán lo mismo en idstintos lugares, todo será folclor, adornos y pretendida suntuosidad. Importará más el aplauso del ignorante, la trivializacipon de todo, el puro adorno.

    Agradezco que haya bitávoras serias como esta que nos lleven a reflexionar acerca del pasado valioso de nuestros municipios y de las arbitrariedades e ignorancia de nuestras autoridades. Un saludo muy grande

    ResponderEliminar
  3. Desgraciadamente muchos monumentos históricos (principalmente iglesias) sufren la intervención poco cuidada de sus autoridades. Muchos son "remozados" sin la debida asesoría. Hay muchos restauradores y conservadores que trabajan de manera independiente... bien se puede formar un fideicomiso en apoyo a la conservación de estos valiosos monumentos

    ResponderEliminar
  4. Senores en una humilde opinion pienso que su ensayo sobre la casa de Hidalgo es un tanto llena de envidia pues es una casa que a mi gusto y lo digo porque en alguna ocasion visite ese municipio y la casa en mencion, me parece que han tratado de cuidarla usted sabe cuantos duenos a tenido?, piense ahora que cada uno le a puesto su estilo,le sugiero que apoye a los actuales duenos a restaurarla como su criterio le indique, le aseguro que caeria en errores involuntarios por otra parte entiendo que la casa pasa la mayor parte del tiempo desocupada lo cual indica que para ser una casa desocupada esta en buenas condiciones, si usted tiene algun interes en la casa comprela y arreglela a su gusto, y si no no olvise lo que se dijo alguna vez no vea la paja en el ojo ajeno, sino la viga en el propio, acerquese a las autoridades locales para que le opine sobre el asunto, no tengo el gusto de conocerle pero es cuestion de valor civil, pronto ir de nuevo a Aculco y ver que usted a puesto de su parte para la mejora de dicha casa que como usted dice es patrimonio cultural o como lo opino si no ayudo no opino gracias.

    ResponderEliminar
  5. Senores en una humilde opinion pienso que su ensayo sobre la casa de Hidalgo es un tanto llena de envidia pues es una casa que a mi gusto y lo digo porque en alguna ocasion visite ese municipio y la casa en mencion, me parece que han tratado de cuidarla usted sabe cuantos duenos a tenido?, piense ahora que cada uno le a puesto su estilo,le sugiero que apoye a los actuales duenos a restaurarla como su criterio le indique, le aseguro que caeria en errores involuntarios por otra parte entiendo que la casa pasa la mayor parte del tiempo desocupada lo cual indica que para ser una casa desocupada esta en buenas condiciones, si usted tiene algun interes en la casa comprela y arreglela a su gusto, y si no no olvise lo que se dijo alguna vez no vea la paja en el ojo ajeno, sino la viga en el propio, acerquese a las autoridades locales para que le opine sobre el asunto, no tengo el gusto de conocerle pero es cuestion de valor civil, pronto ir de nuevo a Aculco y ver que usted a puesto de su parte para la mejora de dicha casa que como usted dice es patrimonio cultural o como lo opino si no ayudo no opino gracias.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo:

    No envidio tener una casa histórica que ha sido tan modificada en los últimos años. No me interesa comprarla, ni "arreglarla a mi gusto" (que es precisamente a lo que me opongo: que el "gusto" del propietario pase por encima de lo que los criterios técnicos de restauración exigen). Lo que importa (y debería importarnos a todos) es que se conserve como ordena la Ley, al haber sido declarada Monumento Histórico en 1985, y este artículo demuestra precisamente que eso no se ha cumplido, pues se han permitido muchas modificaciones que desvirtúan su carácter histórico. En cuanto a "ver la paja en el ojo ajeno", difícilmente podré encontrar la viga en el mío pues no soy dueño ni de un metro cuadrado de terreno en Aculco, menos de una casa histórica a la que pudiera haber modificado ilegalmente.

    ResponderEliminar
  7. Javier Lara Bayon, comentas que no eres dueño ni siquiera de un metro cuadrado de terreno en el municipio de Aculco.

    Por supuesto que mientes, tu familia es dueña de la casa que les dejo tu abuela materna, la cual la tienen desecha por dentro, porque no te dedicas a arreglar esa casa, ya que también es un patrimonio cultural.

    Estas en tu derecho de criticar, al igual que yo tengo derecho a decirte, que pongas tus barbas a remojar.

    El ojo oculto.

    ResponderEliminar
  8. El Ojo Oculto" es un seudónimo que da para mucha broma, pero en fin "Ojo oculto", te respondo y te repito:

    No soy dueño ni de un metro cuadrado en Aculco y lo más probable es que nunca llegue a serlo, no es una de mis prioridades.

    La que tú llamas "casa de mi abuela materna" no es tal, sino propiedad de mi tío abuelo, quien me permite llegar a ella cuando voy a Aculco. Difícilmente podría "arreglarla" si no me pertenece. Y la casa, por lo demás, no lo necesita: está en perfecto estado, excepto por el lamentable portal hacia la plaza que le recetó el presidente municipal Javier Venancio.

    Finalmente, esa casa no es ningún "patrimonio histórico" y seguramente es la casa con menos valor histórico y arquitectónico de toda la plaza principal de Aculco. En cambio, la casa de Hidalgo sí es un monumento histórico catalogado.

    Por lo demás, tu argumento "Ojo oculto", es muy torpe: intentar la justificación de los errores propios comparándolos con los errores de otros no tiene validez lógica, ni moral ni legal.

    ResponderEliminar