miércoles, 25 de enero de 2012

El portal de "Los Arcos"


El Portal de "Los Arcos", en ese entonces "Casa tienda de Cuevas", en este detalle de un dibujo acuarelado de 1838.

Ocupando la parte central del costado sur de la Plaza de la Constitución de Aculco, se encuentra un antiguo portal que, hasta hace no muchos años todavía, era conocido por todos como "Los Arcos". Sin duda recibió ese nombre por tratarse del primer portal formado precisamente por arcos que se levantó en dicha plaza, ya que los demás que existen hoy en día fueron construidos con mucha posterioridad. El inmueble al que se haya adosado este portal es una antigua casa del siglo XVIII que conserva un par de portadas de cantera de la época, una de ellas con su puerta original de madera claveteada, así como una hornacina que alberga una cruz.

El Portal de "Los Arcos" en la actualidad.

Una portada antigua y la hornacina con su cruz.

El portal fue claramente un añadido posterior, así lo demuestran las columnas adosadas a la fachada de la casa que portan las vigas cargadoras en las que se apoya el techo del portal. Sin embargo, resulta más difícil especular qué tan posterior fue ese añadido, ya que las proporciones masivas de su arquería, baja y apoyada en gruesos pilares (prácticamente machones), le dan un aire arcaico. Lo cierto es que este portal, formado por cuatro arcos al frente y dos perpendiculares, sentados en una plataforma a mayor altura que la calle, tuvo una interesante decoración neoclásica -ya desaparecida- que seguramente se remontaba sólo a los primeros años del siglo XIX.

El portal a principios de la década de 1960, cuando servía como hotel. Obsérvese que las dovelas de piedra que forman los arcos no estaban a la vista. Había desaparecido el pretil neoclásico, pero subsistían las canales.

Como muestra el dibujo acuarelado de la plaza de Aculco en 1838 (que tanto nos ha servido para conocer el aspecto que tuvieron varios de inmuebles del pueblo) dicha decoración neoclásica daba a este portal un aspecto bastante distinto del actual. Por principio, las dovelas de piedra blanca que forman sus arcos estaban cubiertas de aplanados. En cada uno de sus machones sobresalía una canal para desaguar la azotea. Sobre la cornisa se levantaba un pretil calado que seguramente tenía la intención de reproducir el aspecto que daría una balaustrada. A trechos, limitaban esta "balaustrada" pequeños pedestales rematos por pebeteros.

Anuncio de la tienda mixta "Los Arcos", en 1901.

Anuncio del "Hotel los Arcos" en 1960.

Sabemos de cuatro propietarios de esta casa: el primero, de apellido Cuevas, que ya tenía una tienda en sus accesorias en 1838. Después, en 1901, lo era José J. Basurto, quien ya daba el nombre de "Los Arcos" al anunciar su "tienda mixta". Hacia 1920 el dueño era don Santiago Lozano, a quien ya hemos mencionado al hablar del rancho de San José. En 1960, su dueño era don Erasto Serrano.

El portal desde el kiosco, apenas concluidas las obras de remodelación de 1974.

Los cuatro arcos de la izquierda corresponden al antiguo portal. El resto, a la derecha, fue construido en 1974 frente a la casa de don Alfonso Díaz.

Las más antiguas fotografías de este portal muestran que la decoración neoclásica subsistió hasta principios del siglo XX. Pero décadas después había desaparecido el pretil y todo el portal lucía descuidado y falto de gracia. Fue en estas épocas en que el inmueble sirvió como hotel. La remodelación de 1974 significó una nueva transformación del portal, que a muchos les podrá parecer estéticamente más aceptable, pero que en realidad vino a trastocar su concepción original al dejar expuestas sus dovelas de piedra (que evidentemente no fueron labradas para quedar a la vista) y retirar sus canales. Aún más: una vez que se le dio este aspecto medio inventado, se le reprodujo con precisión para construir el portal vecino que cubrió la vista de la casa de don Alfonso Díaz, un inmueble moderno que desentonaba en la plaza y que gracias al portal ahora se integra un poco mejor a ella.

Vista interior del portal con sus accesorias.



Los arcos perpendiculares vistos desde los portales vecinos.

Fachada posterior de la casa en Google Street View. Hacia este lado, hasta hace no muchos años asomaba una cruz de cantera con doble travesaño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada