domingo, 19 de enero de 2014

Un viejo fotoreportaje con el telón de fondo de Aculco

En el número de marzo de 1975 de una olvidada revista que se llamó Nueva vida, "para la nueva mujer" -un magazine que exaltaba la liberación femenina, muy al uso de la década de 1970- se publicó hace ya 38 años un curioso fotoreportaje de moda de una marca también desaparecida de ropa que se llamaba KUALITI. El inserto carecería en realidad del mínimo interés para nosotros si no fuera porque tuvo locación a Aculco, recién inauguradas las obras del Programa Echeverría de Remodelación de Pueblos en noviembre del año anterior.

El reportaje se titulaba "Recuerdos de un fin de semana en Aculco". En realidad, es poco lo que se puede decir de las fotografías que rescatamos de aquella publicación para presentarlas en este blog, pues casi todas ellas retratan ángulos del pueblo que, con muy pocas transformaciones, se conservan. Simplemente los invitamos a observarlas y en algunos casos descubrir ellos mismos el sitio preciso de Aculco en que fueron tomadas.

3 comentarios:

  1. Apenas hoy me di cuenta de su regreso, desconozco los motivos de su ida y vuelta, pero bienvenido,
    No nos ande haciendo eso, yo ya hasta lo hacia finado.
    Personas como usted no deben callar nunca, solo le recuerdo que usted y Benjamín son indispensables en estas modernas ágoras, y recuerde que todo lo que ha vivido, leído y pensado, si usted no lo dice o escribe nadie más lo hará, no nos prive de sus saberes otra vez. Ya creyendo extinto este blog había declarado al Bable el mejor de todo México, pero ahora tiene de nuevo un igual acompañante.
    Saludos y de nuevo bienvenido por necesario.
    Su de nuevo asiduo lector; José Luis Hernández Peña, San Juan del Río, Qro. Capital del Mundo, ombligo del Universo y próximo puerto de mar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José Luis, gracias por declarar de ese modo a El Bable.

      Eliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario, José Luis. Las razones de la ida y vuelta son tantas y tan personales que no creo que valga la pena entrar a explicarlas. Aquí trataré de seguir, con por lo menos un texto semanal, durante todo el tiempo que pueda. Y tienes toda la razón: hay tantas cosas que si yo no las escribo nadie más lo hará y se perderán, que hasta remordimiento da guardárselas. Nuevamente gracias.

    ResponderEliminar