miércoles, 1 de octubre de 2008

La panadería de don Félix

En el número 4 de la Plazuela Hidalgo (antes Plaza del 7 de noviembre, pero mejor conocida como Plaza del 5 de mayo), existe una bella casa en la que se ubicó la última panadería verdaderamente tradicional de Aculco, la de don Félix Herrera. De hecho, hace treinta años era la única panadería en el pueblo. La accesoria del frente de la casa, adornada con tres portadas de cantera con dinteles curvos, era el expendio del pan. Dentro del inmueble, en una pieza al fondo del patio, se encontraba el viejo horno de leña que todavía conocimos en funcionamiento.

ACTUALIZACIÓN 24 de octubre de 2011: Ésta es quizá la imagen más antigua que se conserva de la Plazuela Hidalgo y está tomada de un dibujo de 1838. La casa de la extrema izquierda es posiblemente la de la panadería.

En esta fotografía de los años treinta, se observa que la casa de la panadería tenía sólo una planta y abría hacia la plazuela frontera sólo una pequeña puerta y una ventanita. Muy pocos años después su fachada fue modificada como se observa en las siguientes fotografías.

En los años sesenta, la panadería se encontraba en pleno auge. La casa ya contaba con dos plantas, se habían abierto nuevas entradas en su fachada y dispuesto un par de balcones en lo alto. Se observa que, de manera notable, las modificaciones de los años treinta se hicieron de acuerdo a la tradición constructiva de Aculco, con proporciones correctas y materiales típicos. De tal manera, la casa no ha perdido su valor como parte del conjunto urbano.

La remodelación de 1974 trató benevolamente a la casa de la panadería y a su entorno. El empedrado original fue reemplazado por una combinación de adoquines y lajas colocadas de canto, uso este último que sí corresponde a la tradición aculquense pues se le hallaba en sitios como el piso del portal de la Casa del Puente. Nuevas plantas y árboles alegran el conjunto. Quizá sólo es de lamentarse la desaparición de la citarilla y las pilastras que limitaban el jardín al centro de la plaza y su sutitución por la reja y faroles enanos que aquí se observan.

Una vista más de la casa de la panadería en la actualidad. Afortunadamente, esta casa con valor histórico, urbano y vestigio de la cultura tradicional del pueblo, permanece en pie. Sin embargo, al interior su estado de conservación ha comenzado a decaer.

3 comentarios:

  1. Agradezco hayas conciderado estas fotos, creo unos de los mejores puntos de imagen urbana de Aculco es este rincon.

    otro inmueble interesante es el Molino Viejo. Lei que en su epoca el molino fue importante para la industria cervecera.

    ResponderEliminar
  2. No conocía la segunda foto, la que muestra el empedrado, y me quedo con esta imagen, la prefiero por encima de las lajitas y los adoquines y de la tradición aculteca, en mi modesto punto de vista perdió...¿qué?...no lo sé...encanto, tal vez; asi ese rinconcito sea de lo poco que hoy está a salvo, excepto por el local de Alcohólicos Anónimos.

    ResponderEliminar
  3. Callao:
    Lo que perdió con los adoquines y lajas fue ese aire indefinible de lo auténtico.

    ResponderEliminar