miércoles, 21 de noviembre de 2018

Un plano desconocido de la Batalla de Aculco

La casa Louis Morton subastará mañana 22 de noviembre un extraordinario y desconocido plano de la Batalla de Aculco del 7 de noviembre de 1810. Se trata sin duda de una pieza de gran valor histórico, no sólo por su tema y antigüedad (ya que data precisamente de la época de la batalla), sino porque proviene de una fuente distinta a la de otros planos conocidos de aquel enfrentamiento entre insurgentes y realistas, y aporta además información mucho más detallada que aquéllos.

Según el catálogo de la subasta (el que, por cierto, muestra en su portada un fragmento del plano), la pieza está pintada a mano sobre papel, sus medidas son 44 x 33 centímetros. Lleva el título de "Batalla dada en S.Gerónimo de Aculco pr. el Exercito del Rey al de los Reveldes en 7 de Nove. de 1810". Está firmado por su autor, Fermín Reygadas y dedicado al virrey Francisco Xavier Venegas. La mitad superior corresponde propiamente al plano, mientras que la inferior contiene una explicación de los puntos señalados con letras en el dibujo y una extensa nota que dice:

Nota. El Exercito Real estuvo al cargo del Sor. General D. Félix Callexa Brigadier de los Reales Exercitos de S. M. y componía el número de seis mil y quinientos hombres de los Cuerpos: regimiento de la Corona, Columna de Granaderos Provinciales, dos Esquadrones de Lanceros, Dragones de España, México, Puebla, S. Luis, y dos Compañías de Querétaro, con un cuerpo de Patriotas. Toda la Caballería estuvo al cargo del Sor. Coronel D. Miguel Emparan y la Columna de Granaderos al cargo del Señor Jalon. El Segundo General fue el Sor. d. Manuel de Flon: Todos Militares muy acreedores al aplauso de la posteridad. El Exercito de los Reveldes ascendía a más de 40 mil hombres de a pie y de a caballo, pero la mayor parte de Yndios, mandados por el Apostata y sedicioso Cura Miguel Hidalgo, y sus subalternos Ygnacio Allende, Juan y Ygnacio Aldama (hermanos), José Mariano Abasolo, y otros Cabecillas que levantaron el Estandarte de la Rebelión contra Dios, contra el Rey, y contra su Patria y Sangre, en el Pueblo de Dolores en 16 de Septe. de 810. Perdiendo esta acción 8 días después de la de las Cruces.

A su lado, una adición a esta nota, explica, añadiendo además el pitipié o escala, la dedicatoria y la firma del autor:

Otra. Se liberaron en esta Batalla los Sres. D. Diego García Conde, Don Manuel Merino, El Conde de Casa Rul, y otros muchos Europeos que llebaban Prisioneros los Rebeldes, cuyo perberso Gefe prostituido a la barbarie declararon la guerra mas cruel a aquellos mismos a quien pertenecen por origen y sangre, atentando el mas singular que puede hallarse en toda la historia de las naciones. Dedicase al Exmo. Señor D. Francisco Xavier Venégas, Virrey de esta N.E. Reygadas.

El plano, a diferencia de los otros mapas conocidos de la Batalla de Aculco, muestra el encuentro en perspectiva: al fondo se yerguen las cumbres identificadas como "Cerro de Ñadó" y "Cerro Pelón", con la hacienda de Ñadó en sus estribaciones. Más abajo, al centro del plano, se encuentra Aculco: un grupo de casas blancas alineadas alrededor de una iglesia. A la derecha se desarrolla propiamente la batalla. Mientras en una loma rectangular (la loma de Cofradía) los insurgentes despliegan su ejército -con la infantería rodeando un "quadro de caballería" y su artillería en los bordes-, del otro lado del barranco los realistas concentran a sus hombres entre milpas o corrales señalados por líneas punteadas. Además de unas cuantas casas en este lado del campo de batalla, el dibujante agregó las figuras de un realista a pie y otro a caballo, ambos uniformados, sable en mano y con su sombrero montado.

El detalle más curioso es, con todo, la figura que aparece rodeada por un resplandor y marcada con la letra "a" en el ángulo superior derecho. Se trata de una nube en forma de palma, que según algunos relatos de la época apareció milagrosamente en el cielo en varias de las batallas que enfrentaron a los insurgentes con los realistas, indicando la victoria de éstos y la proximidad de la paz. En algún próximo post me gustaría platicarles más sobre estas palmas milagrosas.

Acerca del autor del mapa, lo que se sabe es que era español, leal a la Corona, minero con poca fortuna en en Temascaltepec (aunque representó largos años a ese distrito) y que estuvo prisionero entre los insurgentes justamente en los días de la Batalla de Aculco, lo que lo convierte en testigo privilegiado de los hechos. Gran enemigo de los insurgentes, publicó un "Discurso contra el fanatismo y la impostura de los rebeldes de Nueva España" en 1811, que fue elogiado por su censor, el canónigo Mariano Beristáin y Souza ("ninguno excede en mérito al que escribe y presenta don Fermín Reygadas", escribió al comparar los escritos anti insurgentes de la época). Reygadas elaboró otros mapas, como el "Plano topográfico que comprende el territorio Occidental de México hasta la distancia de 35 leguas" (1810).

La poca resolución de las imágenes con las que cuento me impiden leer lo que indican muchas de las letras del mapa, pero lo que se puede entender indica que se trata de un documento de suma importancia, especialmente para la historia local de Aculco pues el autor muestra un mayor conocimiento del lugar que los autores de los otros planos existentes. Digno de formar parte de la colección de un hipotético Museo de Aculco. Desafortunadamente es inalcanzable para mí: su precio de salida está establecido entre los $70,000 y los $90,000 pesos. Pero ojalá en algún momento pueda conseguir por lo menos una digitalización con más alta resolución para profundizar en su estudio y ofrecerles aquí mismo más información.

¿Qué será de este mapa ahora? Seguramente será adquirido por un coleccionista particular, que lo mantendrá lejos de la vista de los estudiosos durante un buen tiempo, hasta que vuelva a salir a subasta quizá en 20 años. Difícil, aunque no imposible, será que algún acervo documental público o privado abierto a la investigación lo adquiera, haciendo posible entonces profundizar en sus secretos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario